Precios del combustible se han incrementado un 8% en el 2018

Los aumentos al combustible se están dando de manera unilateral

Tal parece que el enfrentamiento que se dio a principios de este año entre las autoridades federales (PEMEX, Hacienda y Secretaría de Economía) y la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (AMEGAS) terminó favoreciendo a los dueños de las estaciones de servicio, que siguen incrementando el precio de las gasolinas de manera unilateral, a razón de un centavo al día, como podemos apreciar en las bombas despachadoras cada vez que tenemos que recargar el tanque de nuestros autos.

Y es que, a principio de año, para ser más precisos el 3 de enero, Pablo González Córdova, presidente de la AMEGAS advirtió a través de un comunicado y en entrevistas de radio y televisión, que el precio de las gasolinas, ya liberado, seguiría teniendo un incremento permanente de alrededor del 6.9% anual, esto durante el 2018, lo que provocó la reacción inmediata de las autoridades federales ya señaladas, quienes advirtieron que iniciarían un proceso en contra de esta asociación por especular con el precio del combustible AMEGAS justificó su postura de incrementar los precios de manera permanente a través de las gasolineras debido a la actualización de cuotas del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) y a la inflación anual proyectada por la Secretaría de Hacienda, en tanto que PEMEX señaló que continuaría la política de precios graduales que se aplica desde el 2017, sin especificar porcentajes y causas para ello; la Secretaría de Hacienda ratificó la postura de PEMEX y la Secretaría de Economía, que es el órgano regulador de los precios de combustibles, señaló que iniciaría un procedimiento contra esta asociación.

Sin embargo, las gasolineras siguen incrementando de manera unilateral los precios de las gasolinas y el diésel, sin haber causas justificadas para ello, y a pesar de que la propia AMEGAS ha recomendado recientemente que el precio sugerido para el litro de gasolina Magna (para poner un ejemplo) debe ser de 17.92 pesos, la gran mayoría de las estaciones de servicio la están vendiendo muy por arriba de dicho precio y algunas las venden hasta en 18.99 pesos, al menos aquí en Cuautitlán Izcalli.

En lo que va del año, en cinco meses, de febrero a julio, el litro de gasolina Magna, que es el más consumido, se ha incrementado en 1 peso y 38 centavos, esto es, en febrero su precio era de 17.61 pesos por litro contra 18.99 pesos en algunas gasolineras de la ciudad.

Esto representa un 7.8% de incremento en cinco meses y un 18.72% anual, muy por encima del 6.9% que el líder nacional de los empresarios propietarios de gasolineras había advertido que se incrementaría.

Costos de un litro de gasolina:

Cabe señalar que las gasolinas y el diésel pagan un impuesto especial (IEPS) así como el IVA correspondiente, que representa en promedio un 30% del precio final al consumidor, así, del precio actual de Magna que se debería vender a 17.92 pesos por litro, los impuestos a pagar serían de 5.37 pesos, en tanto que el empresario tiene un margen de 12.54 pesos, aunado a los incrementos que de manera unilateral vienen haciendo, en este caso, un peso 9 centavos adicionales por cada litro de gasolina Magna que venden.

Compran gasolina robada:

Recientemente, la Comisión Reguladora de Energía y PEMEX señalaron, a través de sus titulares, que tienen en la mira a las gasolineras porque sospechan que el grueso de la gasolina robada se está comercializando a través de las estaciones de servicio, esto es, las gasolineras han dejado de comprar gasolina a PEMEX para comprársela más barata a los “huachicoleros”.

Situación que la AMEGAS ha rechazado parcialmente, pues ellos mismos han denunciado que la delincuencia organizada amenaza a las gasolineras e incluso, han comprado gasolineras que operan desde hace tiempo, sin que la autoridad respectiva, ni PEMEX, hagan algo al respecto.

De acuerdo a las denuncias de la AMEGAS, los huachicoleros venden en diez pesos cada litro de gasolina robada al público consumidor, incluso, enfrente de las propias estaciones de gasolina, en tanto que, a las gasolineras, se los llegan a vender entre 5 y 7 pesos el litro.

Scroll al inicio