Dunia Camacho Marenco, orgullo deportivo de Izcalli

Dunia fue reconocida como la mejor nadadora mundial para personas con Síndrome de Down

Con 30 años de edad, Dunia Camacho Marenco se ha convertido desde el 2006 en una de las mejores competidoras de natación para personas con Síndrome de Down a nivel mundial, y este año volvió a mostrar su supremacía en la alberca, dentro del “Noveno Campeonato Mundial de Natación para Personas con Síndrome de Down 2018”, celebrado en la ciudad de Nueva Escocia, Canadá, que celebra la Organización Internacional de Natación para Personas con Síndrome de Down, que es la máxima autoridad deportiva en esta disciplina.

Dunia compitió en 9 pruebas; seis individuales y 3 por equipos, a nombre de nuestro país, alcanzando una marca de 9 de 9, al conseguir 7 medallas de oro y dos de plata, y, por si fuera poco, le fue entregado el trofeo como la mejor nadadora en este Mundial.

Además, la atleta izcallense posee los récords mundiales en cinco de las especialidades en las que compitió: 1,500 metros estilo libre, 800 metros estilo libre y 200 metros estilo libre, así como en 4 X 50 relevo femenil, en 200 metros estilo libre y 4 x 50 relevo mixto estilo libre.

Conociendo un poco más a Dunia

Vecina de la colonia Cumbria, Dunia empezó a practicar natación a los 8 años por invitación de un padre de otra niña con Síndrome de Down, en la alberca Nagymba, en Jardines del Alba, a partir de ese momento Dunia se preparó y empezó a ganar competencias, primero a nivel local, posteriormente en el Estado de México, para luego ganar eventos nacionales e internacionales hasta el día de hoy que acumula casi 500 medallas y es número uno en la clasificación mundial de la natación para personas con Síndrome de Down.

Actualmente Dunia es entrenada por el profesor Joel González Hernández, quien nos comenta que Dunia practica la natación seis horas al día de lunes a viernes y un poco más los sábados, en dos sesiones de trabajo; la primera en la mañana y la segunda por la tarde, lo que habla de su disciplina, su determinación y sobre todo su pasión por este deporte.

Actualmente, Dunia Camacho es campeona mundial en 100, 200, 400, 800 y 1,500 metros estilo libre individual; relevo femenil 4 X 50 en 200 metros estilo libre y relevo mixto 4 x 50 en 200 metros estilo libre.

Pocos apoyos a pesar de sus logros

Como pasa con la mayoría de los grandes atletas mexicanos que logran destacar y poner el nombre de México en alto, Dunia Camacho ha llegado a ser la nadadora número uno del mundo gracias al esfuerzo de su señora madre, quien es la que trabaja y busca la manera de conseguir los recursos para asistir a las competencias.

La CONADE no otorga apoyo a este tipo de atletas por no formar parte del deporte olímpico, a pesar de ser una institución cuya principal función es el fomentar el deporte, sin excluir a ningún deportista, sobre todo, si está clasificado entre los primeros del mundo en su categoría.

A nivel estatal, el gobierno del estado otorga “estímulos” a aquellos atletas que se consideran como representantes a nivel internacional, pero Dunia recibe una de las becas más bajas por los mismos argumentos que expone la CONADE, además, no los entrega en tiempo y forma.

El gobierno de Eruviel Ávila, quedó a deber tres meses de beca o estímulo a los atletas, mientras que el gobierno de Alfredo Del Mazo Maza no ha entregado ningún estímulo en lo que va del 2018.

A nivel municipal, ni se diga, las autoridades manifiestan que no existe presupuesto para apoyar a los deportistas de alto rendimiento.

Australia y Tokio a la vista

A pesar de la falta de apoyos oficiales, Dunia Camacho ya tiene en mente los resultados que debe alcanzar en las próximas competencias que la INAS Global Games organizará en la ciudad de Brisbane, Australia, del 12 al 19 de octubre de 2019.

La Federación Internacional Deportiva para Atletas con Discapacidad Intelectual (INAS) está solicitando ser incluida en el movimiento olímpico y se espera que estas competencias sean el preámbulo para que finalmente se logre incluir la categoría Síndrome de Down en los juegos paralímpicos de Tokio 2020.

Mientras tanto y desde ahora, Dunia Camacho entrena diariamente en las instalaciones del Sportway bajo la supervisión de su entrenador, Joel González Hernández, y está decidida a llevar el nombre de Cuautitlán Izcalli de nueva cuenta al pódium de los ganadores, con la bandera de México en las manos.

“Estamos entrenando desde ahora porque tenemos un año para mantener a Dunia en un nivel de excelencia, con ejercicios de cardiopulmonar, fuerza y técnica” explico su entrenador.

Adoptando a Dunia

Ahora sólo falta que las autoridades deportivas se pongan a la altura de las circunstancias y hagan a un lado ese burocratismo egoísta que siempre ha caracterizado a los responsables de elevar la calidad del deporte nacional, reconociendo los méritos de Dunia y de todos los deportistas que generalmente tienen que asistir a los eventos internacionales, incluso a las Olimpíadas, con sus propios recursos.

Como sucedió con Dunia en el pasado campeonato mundial de natación de Canadá, donde sus amigos, a través de las redes sociales, recaudaron, en menos de un mes, alguna cantidad que le fue entregada a la campeona mundial izcallense, para que pudiera refrendar su calidad internacional y traer a Cuautitlán Izcalli, con el nombre de México, siete medallas de oro y dos de plata, algo que ningún deportista ha logrado conseguir.

En el ánimo de impulsar y, como sociedad, retribuir a Dunia Camacho Marenco esos triunfos que llenan de orgullo a nuestro municipio, Periódico de Izcalli promoverá una iniciativa de apoyo entre la ciudadanía, integrando un fondo de apoyo para asegurar que nuestra máxima exponente en el deporte de la natación acuda sin problemas a Australia 2019 y Tokio 2020 con una aportación inicial de 20 mil pesos que serán depositados en una cuenta bancaria a nombre de Dunia.

Los triunfos de Dunia, al nivel de los más grandes exponentes

Cada ser humano, con sus propias limitaciones, tiene la posibilidad de superarse a diario y convertirse en uno de los más grandes exponentes de su propia realidad a nivel mundial, este es el caso de Dunia.

Los juegos paralímpicos, que se organizan para personas con alguna limitación física, son una clara muestra de ello, seres humanos que jamás podrían adaptarse a una vida normal nos han demostrado que los límites no existen para ellos y que la única incapacidad real, es la que nosotros mismos nos creamos, porque muchos de ellos van más allá de lo que muchas personas sin limitaciones físicas nos hemos atrevido a intentar.

Estos juegos paralímpicos no incluyen todavía, a pesar de que muchos organismos internacionales lo están solicitando, a las personas con Síndrome de Down, por lo que, los directivos de la Federación Internacional de Deportistas para Personas con Síndrome de Down, máximo organismo deportivo en esta rama, siguen insistiendo para que estos atletas, que han demostrado ser deportistas de alto rendimiento, consideren a este sector de la sociedad como parte de la familia olímpica.

Cabe destacar que Dunia, a pesar de que esta categoría no forma parte aún de los Juegos Paralímpicos, acumula un total de 58 medallas en competencias mundialistas y está por llegar a las 500 medallas obtenidas, un logro que muy pocos nadadores pueden alcanzar en su vida deportiva.

Seguramente, si los deportes para personas con Síndrome de Down estuvieran incluidos en los Juegos Paralímpicos, Dunia Camacho Marenco, la atleta izcallense, estaría entre los máximos ganadores de medallas en la historia.

Para darnos una idea, el norteamericano Michael Phelps, considerado el máximo exponente de la natación de todos los tiempos en el deporte convencional, ganó un total de 61 medallas (3 más que Dunia); 28 en Juegos Olímpicos y 33 en Campeonatos Mundiales, antes de retirarse de las competencias.

Por su parte, el hombre más veloz sobre la tierra, Usain Bolt, poseedor de los records olímpico y mundial en los 100 metros planos de atletismo, alcanzó un total de 30 medallas en su carrera; 8 en Juegos Olímpicos y 22 en campeonatos mundiales.

Scroll al inicio