El tenis, un deporte que fortalece el desarrollo y la salud de los niños

Un niño que comienza a jugar tenis desde que entra en la etapa escolar, desarrolla una buena autoestima, aprende a manejar la presión, desarrolla su habilidad estratégica y se encuentra más consciente de su entorno.

Pero no todo termina ahí. Jugar tenis tiene beneficios a nivel físico, mental y social:

1. Fuerza ósea: Jugar tenis fortalece los huesos de los niños y adolescentes, además de ayudar a prevenir la osteoporosis.

2. Coordinación motriz: Los niños que juegan tenis agudizan su coordinación dinámica general al involucrar a todo el cuerpo, así como su coordinación óculo-segmentaria, pues logra percibir el vínculo entre el campo visual y la motricidad fina de los brazos y manos.

3. Ejercicio aeróbico, cardiovascular y velocidad: Sin darse cuenta, los niños corren durante un buen rato mientras mantienen un alto nivel de energía. Esto desarrolla su velocidad, fortalece su corazón y los ayuda a descansar por la noche.

4. Flexibilidad: Los niños no solo aprenderán a tener la buena costumbre de estirarse antes y después de estar activos, sino que se estirarán y maniobrarán constantemente para atrapar la pelota, mejorando drásticamente su flexibilidad.

En Cuautitlán Izcalli hay varias escuelas y clubes en donde se puede practicar este deporte, entre otras, la academia de tenis Foret, que brinda clases particulares a niños y adultos, con el fin de que el alumno aprenda paso a paso la técnica y estrategia del juego de tenis, así el alumno tiene la oportunidad de avanzar a su propio ritmo y resolver todas las dudas que aparezcan durante el entrenamiento.

Si deseas mayor información sobre esta academia, sus cursos, horarios y colegiaturas, puedes consultar la página web: www.academiaforet.com, o llama al teléfono 5819-4887.

Scroll al inicio