Este fin de semana no veremos a Checo Pérez correr su monoplaza

Derivado de las fuertes lluvias en el norte de Italia, la Fórmula 1 tomó la decisión de cancelar el Gran Premio en Imola, Emilia-Romaña que se estaría llevando a cabo este fin de semana, pues ante la emergencia climática, se han presentado inundaciones en la ciudad y se prevén más para los próximos días.

A través de Twitter, la F1 dio a conocer que aceptaban la decisión de aplazar la carrera para evitar nuevos accidentes y salvaguardar a los seguidores, equipos y personal de competición. “Es lo correcto y lo más responsable. No estaría bien poner más presión sobre las autoridades locales y los servicios de emergencia en unos momentos tan difíciles”, se lee al final del comunicado.

Cabe destacar que parte de las escuderías de la F1 ya se estaban instalando en el paddock, sin embargo, les fue ordenado evacuar las instalaciones porque en algunas áreas se estaba acumulando agua y el nivel de esta estaba incrementando, además de que no se descarta que el río Santerno, que se encuentra a un costado de la pista, se desborde.

No obstante, se espera que la carrera pueda realizarse más adelante una vez que mejoren las condiciones meteorológicas.

Scroll al inicio