¿Contagiarse o morir de hambre?, la situación actual de los trabajadores informales

El confinamiento emitido por los gobiernos mundiales tras enfrentar la pandemia por el virus Covid-19 como medida preventiva para evitar más contagios, ha dejado ver la otra cara de la moneda, pues los 2 mil millones de trabajadores que se encuentran en el sector informal se enfrentan ante una situación literal, de vida o muerte; el dilema, ¿ir a trabajar o morirse de hambre?

Entre los trabajadores más afectados, se encuentran aquellos dedicados al servicio de hostelería y restauración, industria manufacturera, venta al por mayor y al por menor y los más de 500 millones de agricultores que abastecen los mercados urbanos.

Cifras de la Organización Mundial del Trabajo revelan que los países con las economías informales más altas donde ha sido aplicado este confinamiento, son los que sufren más las consecuencias de la pandemia. El porcentaje de los países más afectados se encuentra de la siguiente manera: 89% en América Latina y los Estados Árabes; el 83% en África; 73% en Asia y el Pacífico; y el 64% en Europa y Asia Central.

Por todo ello, se prevé un aumento de pobreza y vulnerabilidad de los trabajadores informales a nivel mundial. Entre los países de bajos ingresos, el aumento de la pobreza se estima que puede llegar a alcanzar hasta un 56%. Sin embargo, en los países con ingresos altos, el porcentaje también se verá afectado en un 52% y en los países con ingresos medios altos, el aumento será de un 21%.

Botón volver arriba