Del grafiti al muralismo: «Caus» un artista urbano de Izcalli

José Eduardo Castillo Vega, conocido como Caus, es un artista urbano de 34 años nacido en la Unidad Adolfo López Mateos de Cuautitlán Izcalli.

Caus, inició como grafitero cuando tenía 17 años porque le llamaban la atención los colores, el dibujo y las tipografías utilizadas. Además fue una forma de encontrar su identidad.

“Las personas en el mundo buscamos por naturaleza gritarle al mundo que aquí estamos o aquí nos localizamos y el grafiti era una forma de hacerlo”, añadió.

Sin embargo, comentó que se dio cuenta que sus ideas y dibujos eran más complejos y decidió incursionar en el muralismo, sus primeros trabajos se encuentran plasmados en calles de la Unidad López Mateos y algunos en la colonia Bosques de la Hacienda 1ra. Sección; esto en su natal Cuautitlán Izcalli.

Ha participado en diferentes proyectos como Orgullo Bravo; el Festival Flores y Jardines (FYJA) en 2018, donde se pintaron masetas monumentales que después fueron exhibidas sobre Avenida Reforma, en la CDMX; fue seleccionado para participar en la elaboración de uno de los murales para darle la bienvenida al Papa Francisco durante su visita y recorrido por Ecatepec.

Eduardo Vega reconoció que la pintura lo ayudó a no permanecer en el mundo de las drogas y en la ilegalidad del grafiti, al crecer en una colonia con problemas de seguridad, también fue una ruta de escape para no formar parte de la delincuencia.

Asimismo, señaló que haber realizado el mural del Papa, fue uno de los primeros pasos que lo llevo a darse a conocer y representó un gran reto pues tuvo que concursar contra más artistas. “Nnca imaginé que mi idea podía ser seleccionado, pero me animé, lo envié y quedé”, puntualizó.

Vega considera que su trabajo se ha dado a conocer por “no cobrar caro”, situación que, manifestó, no le preocupa, ya que eso mismo le ha permitido seguir desempeñándose en lo que más le apasiona.

“Gracias a lo que hago me subí a un avión y aunque para otros puede ser sencillo, para mí, que mi vida se ha hecho en la calle, parece imposible logarlo», comentó.

El joven grafitero ha logrado traspasar fronteras y actualmente se encuentra realizando ilustraciones para un libro de cuentos infantiles que será publicado en Roma, trabajo por el que no recibe remuneración, pero dice no sentirse mal, pues considera que el valor del arte no se encuentra en el dinero que reciba por él.

“Me ha pasado que cobro caro y me rechazan, me siento mal porque esas ideas se hacen como un nudo en mi cabeza y tengo la necesidad de plasmarlas”, dijo. Por último, Caus externó el deseo de poder hacer en un futuro algún proyecto para los niños con cáncer, ya que ha tenido la experiencia de saber lo que es no contar con los recursos para sobrellevar una enfermedad de este tipo.

Botón volver arriba