Hasta 7 años de prisión por robos en contingencia

Ante la contingencia que se vive por el COVID-19, el gobernador del Estado de México, Alfredo Del Mazo Maza, sostuvo que se duplica el patrullaje en los centros de abasto, cadenas de súper mercado, bancos, farmacias y comercios y se aplicará todo el peso de la ley para que quien cometa algún siniestro en alguno de estos establecimientos, con hasta 7 años de prisión, de acuerdo al Código Penal.

De igual forma, apuntó, se cuentan con 6 mil cámaras adicionales de vídeo vigilancia que permitirán monitorear las zonas de mayor incidencia delictiva en la entidad.

Señaló que la Secretaría de Seguridad continuará operando al 100% en conjunto con la Guardia Nacional, mientras que la Fiscalía General y los Ministerios Públicos, trabajan con normalidad, reforzando la atención de denuncias en línea.

Del Mazo Maza hizo un llamado a todos los municipios para que sumen de forma estricta y comprometida a cuidar de la seguridad de todas las familias mexiquenses.

Además, aseguró que todos los sistemas de seguridad del estado funcionan las 24 horas del día, los 7 días de la semana. El número de emergencia 911 y de denuncia anónima 089, están al servicio de todos.

También exhortó a mantener las medidas de higiene como el lavado frecuente de manos, mimos que debe realizarse por un periodo de 20 segundos por cada ocasión, limpiar superficies de uso común y mantener la sana distancia.

Puntualizó que la pandemia, además de traer problemas de salud, tendrá implicaciones importantes en la economía de quienes trabajan y viven al día, razón por la cual se adelanta la entrega de programas sociales, la entrega de créditos blandos al auto empleo y a micro empresas. Además de estímulos fiscales y facilidades a pequeñas y medianas empresas con la finalidad de conservar el mayor número de empleos posibles.

Reconoció el esfuerzo de productores del campo, trabajadores, comerciantes y comunidad empresarial por mantener al 100% el funcionamiento de las cadenas de distribución de alimentos, medicinas y artículos de primera necesidad.

Finalmente, llamó a realizar el mayor esfuerzo posible por quedarse en casa, evitando encuentros sociales público y privados. Solo salir para lo estrictamente necesario, organizando para que solo una persona sea la responsable de hacer las compras necesarias para toda la familia.

Botón volver arriba