Los cubrebocas deportivos no filtran los virus

La nueva apuesta para recuperar los parques y las zonas al aire libre, son los cubrebocas deportivos; sin embargo, el experto en Salud Pública, David Canché Durán, explicó que para el ejercicio estos equipos son adecuados, pero su confiabilidad para filtrar los virus es baja.

“Permiten la respiración correcta, al usarlos la saturación de oxígeno no baja a menos del 95 por ciento, pero no son los adecuados para filtrar los virus. Los únicos recomendados son los N95 3M con válvula”, explicó.

No obstante, Canché Durán declaró que estos cubrebocas están hechos para ser una especie de barrera para la entrada a través de las vías respiratorias, es decir, no aseguran una protección total, pero ayudan en cierta medida.

“Cuando alguien, durante una carrera, respira, estornuda o tose, las partículas se quedan en el aire. La persona que va detrás, por la corriente generada, atraviesa esa nube de microgotitas y se expone a un contagio. Algunas de esas partículas, además pueden aterrizar en la ropa”, advirtió Canché Durán.

Además de esto, el especialista recomienda una distancia de 10 metros entre personas al correr o andar en bicicleta, y de 4 metros al caminar.

Botón volver arriba