Piden a empresarios de Izcalli realizar donaciones, pero no les otorgan estímulos fiscales

La inminente crisis económica que dejará el Coronavirus en México ha despertado la preocupación del sector empresarial, quienes se quejan por la falta de solidaridad del gobierno federal al no otorgar estímulos fiscales para mitigar pérdidas.

A nivel local, la situación es la misma, en Cuautitlán Izcalli los empresarios manifiestan que no hay una postura para estímulos fiscales, pero sí les piden su ayuda para hacer donaciones de merma y productos de sus marcas mediante una carta firmada por el Presidente Municipal, Ricardo Núñez Ayala.

“Sabedores de su labor y compromiso con la comunidad y la participación que siempre caracteriza, esperamos se solidarice ante esta emergencia que se vive”, señala el documento.

A la fecha diversas organizaciones empresariales han demandado mayor solidaridad de parte del gobierno, como la COPARMEX Nacional, la CONCANACO y la ASECEM, entre otras, pero la postura que se nota del gobierno federal es la de no apoyar.

De acuerdo al INEGI, hay 5 millones de micro, pequeñas y medianas empresas que emplean a 18 millones de personas en el país.

Las microempresas en el país dan empleo a 10 millones de personas; las pequeñas empresas emplean a 4 millones; y las medianas empresas dan trabajo a otros 4 millones.

Además, existen 1 millón de tiendas de abarrotes, 600 mil fondas y restaurantes para comer, 200 mil salones de belleza y 300 mil papelerías.

Hasta el día de hoy, no hay aviso de algún estímulo o estrategia financiera que permita a esta fuerza laboral pensar en un golpe económico menor.

El único aviso del gobierno federal es que, al decretarse la contingencia sanitaria por causas de fuerza mayor, los empresarios no pueden despedir a sus empleados ni mucho menos pagarles un mes de salario mínimo, como dice el Artículo 429 de la Ley Federal del Trabajo.

Botón volver arriba