LocalesSlider

Sequía afectó área natural protegida de Izcalli; piden no intervenir en el ciclo de la naturaleza

El frío y la sequía que se presentó en el Valle de México durante el 2022 provocó que el lago artificial del Espejo de los Lirios en Cuautitlán Izcalli redujera su capacidad de almacenamiento de agua a un nivel por debajo de la mitad, cuestión que ha preocupado a los habitantes de la localidad.

Esta Área Natural Protegida alberga diferentes especies de animales, muchas de ellas son nativas y otras invasoras, que de acuerdo con Carmelo Sánchez, especialista etnólogo, las aves originarias migrarían a otros cuerpos de agua como lo son la Laguna de Axotlán y el Lago de Guadalupe para conseguir alimento.

No obstante, ejemplares de especies invasoras como lo son patos y gansos domésticos, tortugas japonesas, mojarras, tilapias y carpas, podrían perder la vida por la falta de agua, ya que estos no pueden ser capturados y movilizados.

De igual forma, se exhorta a la ciudadanía a no contratar pipas de agua para llenarlo como se hizo en años anteriores por la misma situación. Considerando que el espacio mide 14 hectáreas, tiene una profundidad aproximada de un metro y capacidad de 140 mil metros cúbicos de agua, se tendrían que ocupar 1 mil 400 pipas de agua potable para llenar una décima parte del lago.

Por lo que integrantes de la Comunidad Civil Pro Lago de los Lirios piden respetar los ciclos de la naturaleza y esperar a la temporada de lluvias para que se vuelva a regular el lago.

Botón volver arriba