En dos meses, Bomberos atendieron más de 200 incendios de pastizales

El riesgo de incendio aumenta en las temporadas invernales

Más del 90 por ciento de los eventos se deben al descuido humano.

Elementos del H. Cuerpo de Bomberos de Cuautitlán Izcalli atendieron un total de 172 incendios de pastizales y basura durante los pasados meses de diciembre y enero en diversos puntos de nuestro municipio, en siniestros que sumaron alrededor de 48 hectáreas afectadas.

Martín Castañón Vargas, titular de la Unidad Municipal de Protección Civil y Bomberos detalló que en la atención de estos servicios participaron 50 elementos con el apoyo de cuatro motobombas, dos mini bombas, tres auto tanques, tres unidades ligeras, mochilas aspersoras, rastrillos y motosierras, entre otras herramientas, logrando evitar la propagación de los incendios y daños mayores.

Explicó que durante las temporadas invernales hay gran acumulación de combustible orgánico seco en praderas y terrenos baldíos, por lo que la actividad de quema de estepas se ha visto muy activa en los últimos dos meses y medio.

“En diciembre se registraron 77 conflagraciones con afectaciones de hasta 24 hectáreas de superficie, y en enero, 95 fenómenos, con 14 hectáreas dañadas”.

Entre los lugares más afectados del municipio se encuentran la zona despoblada de Santa Bárbara, donde la que quema de pasto y basura se llegó a extender hasta 40 mil metros cuadrados en un solo evento, así como en La Joyita, con 15 mil metros cuadrados; San Mateo Ixtacalco, San Lorenzo Río Tenco, Centro Urbano, Vista Hermosa, Francisco Villa, La Perla y San Sebastián Xhala, con 10 mil cada una; Unidad Campo 1, con 8 mil y Axotlán con 7 mil metros cuadrados.

Asimismo, destacan con el registro de varios eventos Lomas de Cuautitlán con un total de casi 18 mil metros cuadrados afectados y Santa María Guadalupe Las Torres con 10 mil 100 metros cuadrados.

La Jefa de Bomberos, Teresita de Jesús Ramírez Hernández, agregó que más del 90 por ciento de los eventos presentados se deben al descuido humano, ya sea por el mal apagado de fogatas y el arrojo de cigarros aún encendidos, o simplemente por el hecho de tirar vidrio o plástico, ya que por éstos materiales se refractan los rayos solares y logran generar la chispa, o combustión, en el pasto seco.

Señaló que, ante cualquier eventualidad de este tipo, la ciudadanía puede llamar al número de emergencias 5870-1783, que atiende de 9 a 18 horas de lunes a viernes, o al número de guardia permanente de Bomberos: 2620-1900.

Scroll al inicio